ayuntamiento telde

El Gobierno de Telde logra un ahorro aproximado de medio millón de euros tras las gestiones para reducir la tasa de cobranza de Valora

 

Telde, 19 de mayo de 2017.- Después de meses de trabajo y conversaciones  tanto con la empresa Valora como con el Cabildo de Gran Canaria, el Ayuntamiento de Telde ha conseguido reducir la tasa de cobranza que abona por la gestión tributaria a la entidad dependiente de la Institución Insular.

 

Hasta ahora existían tres tramos de cobranza (3,5%, 4,5% y 5,5%) en función de los capítulos 1, 2 y 3 de cada Ayuntamiento, fórmula adoptada en el mandato anterior (2011-2015) mediante un acuerdo entre los grupos de gobierno del Cabildo y del Consistorio teldense.

 

Las gestiones que viene realizando la  Concejalía de Economía y Hacienda desde el inicio del presente mandato vienen a corregir una situación que el Gobierno considera injusta, toda vez que Telde, pese a ser el municipio en el que Valora lleva a cabo una mayor recaudación, es también a quien se le aplicaba una tasa de cobranza mayor, siendo el único de toda la isla que se regía por el tramo del 5,5%.

 

Por eso, la responsable municipal en la materia, Celeste López, marcó como prioridad en la hoja de ruta del departamento la supresión por parte de Valora de ese último tramo (5,5%), por lo que ahora el Ayuntamiento de Telde pasará a regular su pago a la empresa recaudatoria por el 4,5%, lo que supondrá un ahorro para las arcas locales de aproximadamente medio millón de euros, aunque la cantidad final irá en función del montante de la recaudación.

 

El cambio será posible después de que el Consejo de Gobierno del Cabildo haya aprobado este lunes la modificación de la Ordenanza Fiscal reguladora de la tasa de cobranza a los diferentes municipios, variación que deberá ratificar el Pleno insular a finales de este mes de mayo.

 

Celeste López valoró la nueva situación de forma “muy positiva” para la Institución local, toda vez que “parece más justa para el municipio de mayor volumen con el que trabaja Valora, además del importante ahorro que el Ayuntamiento podrá destinar a otros asuntos sin que esto tenga ninguna repercusión negativa, sino al contrario, para los contribuyentes”.