ayuntamiento telde

Telde inaugura una nueva sede del Centro de Rehabilitación Psicosocial con más espacios y servicios para los usuarios y sus familias

 

Telde, 16 de mayo de 2022.- La alcaldesa de Telde, Carmen Hernández, el concejal de Servicios Sociales, Diego Ojeda, y la consejera de Política Social del Cabildo de Gran Canaria, Isabel Mena, inauguraron este lunes la nueva sede del Centro de Rehabilitación Psicosocial, un centro que se trasladó en 2020 a la instalación municipal de la calle Maestra Chanita Ruiz y que ha sido objeto de varias obras para mejorar loa atención a los usuarios y sus familias. Al acto acudieron también el director del área de Salud de Gran Canaria, dependiente del Servicio Canario de la Salud, Bernardo Macías, el director del Programa Insular de Rehabilitación Psicosocial de Gran Canaria, José Antonio Sánchez, y el director gerente del Instituto de Atención Sociosanitaria de Gran Canaria, Jorge David Ramos, entre otros.

 

La regidora municipal destacó la importancia de la labor que se desarrolla en este recurso social para “favorecer el desarrollo de las capacidades individuales y la recuperación de áreas afectadas como consecuencia del impacto tras sufrir un trastorno mental grave, propiciando su independencia e integración en la sociedad”. En ese sentido, matizó que la ubicación del centro, en pleno San Gregorio, es un apoyo más para lograr estos objetivos.

 

En este momento, puntualizó Carmen Hernández, están ocupadas las 30 plazas que ofrece este centro con personas de Telde y Valsequillo, que además de recibir acompañamiento psicológico y psiquiátrico participan en las numerosas terapias, talleres y actividades que ahí se desarrollan.

 

La alcaldesa aprovechó para recordar la necesidad de mejorar la atención a las personas que sufren problemas de salud mental, en especial en la infancia y la adolescencia, dotando al Servicio Canario de la Salud de más personal especializado, como pueden ser los psicólogos clínicos, y recursos. Esto es más urgente incluso, añadió, ahora que con la pandemia y los tiempos convulsos se han incrementado los casos de ansiedad, angustia y trastornos alimentarios y del sueño, entre otros.

 

La consejera de Política Social del Cabildo de Gran Canaria, Isabel Mena, reiteró el compromiso insular con estos centros, “una apuesta importantísima durante este mandato para que las personas con problemas de salud mental cuenten con centros para su rehabilitación, ganen autonomía personal y reciban el apoyo necesario para su integración en la sociedad”.

 

Por su parte, el director del área de Salud de Gran Canaria, dependiente del Servicio Canario de la Salud, Bernardo Macías, alabó la labor que se desarrolla en este centro y afirmó que “es un ejemplo” de cómo deben funcionar los centros de rehabilitación psicosocial en Canarias.

 

En concreto, la actuación que se ha realizado en este centro ha consistido en la construcción de un despacho para realizar los seguimientos individuales de usuarios y familiares; la instalación de toldos en la terraza y estores en el centro; la insonorización de la sala de la planta semisótano y la dotación de nuevo mobiliario.

 

También se han adquirido materiales para el taller de música, permitiendo potenciar el mismo además de programar el inicio de un nuevo taller de sonido, y para el de expresión artística, vital para el proceso rehabilitador.

 

Un amplio abanico de actividades

Las personas usuarias de este servicio disponen de un amplio programa de actividades más allá de las terapias, todas dirigidas al desarrollo de sus capacidades y su integración social.

 

Así, el centro de Telde ofrece terapia asistida con animales, un grupo de cognición social, un taller de lectura, ajedrez, jornadas familiares, visitas a ferias, museos o exposiciones, campeonatos de fútbol con otros centros, celebraciones de días específicos, salidas a la playa durante el verano y actividades lúdicas y de cohesión social como asaderos, fiestas navideñas y chocolatadas, entre otras.

 

Este centro está gestionado por el Ayuntamiento de Telde y cuenta con una subvención de 204.225 euros del Cabildo de Gran Canaria a través del Instituto de Atención Socio-sanitaria (IASS).